Mantener en buen estado la grifería del baño permitirá alargar su vida y ahorrarnos recambios constantes y problemas derivados a un mal uso.

Los grifos necesitan un mantenimiento periódico. Ya sean los grifos de cocina o de baño, y a continuación te indicamos algunos consejos para el buen mantenimiento de la grifería.

Sigue estos consejos de mantenimiento de grifos para mantener la grifería de casa en óptimas condiciones. De todos modos, siempre hay otros factores externos que pueden afectar al rendimiento, como los sedimentos en las tuberías o la humedad.

Además, Si el agua de tu zona contiene mucha cal y por lo tanto es dura, el principal problema será que la cal se incrustará en los grifos y estos empezarán a fallar, con obstrucciones en el paso del agua.

 

  • Limpieza externa: Es imprescindible realizar una limpieza externa con productos no abrasivos, y más si tu grifería es cromada. Con un paño húmedo y un jabón suave o vinagre y limón será suficiente.

 

  • Limpieza interna: Esta limpieza pasa por el filtro por donde circula el agua, ya que es donde se acumulan más sedimentos. Para realizar este tipo de mantenimiento de grifería, se debe desenroscar la pieza y lavarla con agua. También podemos aprovechar en desmontar las manetas y limpiarlas de cal y otros sedimentos acumulados.

 

  • Revisar las juntas periódicamente: Con este mantenimiento podremos descarar problemas que puedan afectar a su funcionamiento debido a las pérdidas de unión.

 

  • Calentador de la caldera: El buen funcionamiento del calentador también es importante para el buen funcionamiento de los grifos.

En Feliu Boet disponemos de grifería de baño y de cocina que facilitan el buen mantenimiento, con sistemas que ayudan a prevenir la acumulación de cal y que son fáciles de montar y desmontar.