Las posibilidades en grifería de cocina son múltiples y muy variadas en cuanto a diseño y funcionalidad. Nuestros grifos están diseñados con el objetivo de adaptarse al máximo a tu cocina.

Para cocinar, para lavar platos, limpiar…el grifo de cocina es un elemento imprescindible en nuestra cocina, por lo que el usuario debe sentir la comodidad máxima del producto. Por este motivo, la elección es muy importante.

El primer criterio para la elección depende de la instalación del grifo, ya que pueden ser encastrados en la encimera o en la pared. Normalmente, siempre se pota por los instalados en la encimera.

Posteriormente, deberás elegir el tipo de apertura, que puede ser de dos tipos:

  • Bimando: Tienen dos mandos, uno par agua fría y otro para caliente.
  • Monomando: Un solo mando para regular la temperatura del agua.

Por otro lado, los grifos de cocina tienen diferentes tipos de caño, según las necesidades de la cocina.

  • Grifos de caño alto: Permiten llenar de forma cómoda grandes recipientes, y están indicados para fregaderos grandes.
  • Grifos de caño alto extraíble: En este tipo de grifo se puede extraer el caño alto solo cuando se necesite llenar un recipiente grande.
  • Grifo Caño horizontal: Si tu fregadero esta justo bajo una ventana, puedes optar por modelos horizontales o de apertura abatible para que no choque con el grifo.
  • Grifo abatible: Esta grifería se inclina completamente evitando que se obstaculice la ventana.
  • Grifos flexibles: Permiten llegar a espacios donde no se llega con un grifo convencional, y facilita mucho la labor en las cocinas profesionales.

 

Por último, también debes tener en cuenta el consumo de agua. Hay grifos más respetuosos con el medio ambiente, que te permiten reducir el consumo de agua y, por lo tanto, el gasto en la factura.

Aquí podrás consultar el catálogo completo de grifería de cocina.

También puede contactarnos para más información.