Cuando nos toca hacer la limpieza del hogar, no podemos pasar por alto la grifería. Normalmente es un elemento que suele dar problemas, debido a su constante uso, por lo que para recuperar su estado original y hacer que reluzca como siempre. El cúmulo de cal hace que las piezas de la grifería puedan estropearse, tanto por dentro como por fuera. La falta de cuidado de nuestra grifería puede suponer averías, obstrucciones y afectar a la estética global de nuestra cocina o baño. Sigue nuestros consejos para la limpieza de grifería:

 

  1. Utiliza los productos adecuados

Existen productos que son específicos para la limpieza de grifería, que además de respetar el material con el que se han fabricado, nos ayudan a eliminar la cal que se va acumulando y dificultan que se almacene.

 

  1. Mantener la grifería seca

Este consejo resulta más sencillo de lo que parece. Se trata de pasar un trapo seco por la grifería al terminar de usarlo. Este paso poco costoso evitará que los restos de cal se incrusten en nuestra grifería y queden manchas, que pueden resultar difíciles de eliminar si dejamos pasar mucho tiempo.

 

  1. Utiliza productos naturales

Los productos naturales van muy bien para dar brillo a nuestra grifería. Siempre existen remedios naturales que van muy bien para la limpieza en general:

  • Vinagre

El vinagre blanco sirve contiene propiedades antibacterianas y compuestos ácidos, que sirven para desinfectar y eliminar manchas.

  • Sal Gruesa

Se puede preparar una mezcla de sal gruesa con vinagre, que ayudará a remover las manchas de la grifería.

  • Agua salina

También podemos combinar agua con sal par quitar manchas en general y la cal, además de poder garantir el brillo del material.

  • Bicarbonato

Este popular polvo es muy útil para la limpieza de la grifería. Sirve para desinfectar y para remover todas las suciedades adheridas sobre los grifos. Además, reduce las bacterias.